23.8.14

La última entrada de F&F



'Solo la mano que borra puede escribir la verdad' (Maestro Eckhart).

Nos vemos en laescombrera.com y en algunos sitios más.

See you soon.



4.4.14

Sold Out en Bang Festival



En este ENLACE se puede votar por Sold Out, que participa en el VII Festival Internacional de Videoarte de Barcelona, BANG 2014.


También estamos participando en el 10 International Music Video Festival en París.


Ambos festivales abren con visionados online de las obras presentadas.


12.3.14

Insurgencia entre los Escombros








Hacer es resistir. Hoy me gustaría presentar La Escombrera, colectivo entre cuyos co-fundadores me encuentro.

De alguna manera fue un paraguas para cobijarnos, una red humana espontánea que nos permitiría seguir haciendo cosas, autogestionarnos, intercambiar nuestros equipos y saberes. Estábamos buscando la ligereza, la fluidez, la factibilidad. La crisis (qué aburrimiento) es un motivo, pero también es adaptación a la época, que en el fondo es como todas las demás: personas nuevas tratan de abrirse paso y de producir y distribuir su obra a través de los canales posibles. El resultado del cruce de profesionales es otro nivel, un paso más allá de lo que veníamos haciendo por separado. Hay también una parte de reto creativo muy interesante. Hay que ponerse de acuerdo. Y hay que garantizar que habrá un flujo de dinero suficiente para hacer las cosas y para hacerlas con profesionalidad.

De momento La Escombrera ha realizado el teaser para el musical revelación de la temporada, La Llamada; el videoclip del primer single de Lucía Scansetti, Sold Out; y una pieza de videoarte para la compañía NES. La Escombrera además tiene la estructura para distribuir nuestras pequeñas obras, como es el caso de Tu Cubata Detonante, acogido por el colectivo. Y para el futuro hay una inmensa cartera de proyectos, aunque lo que tenemos más a la vista son dos incursiones en el mundo editorial, a partir de dos obras online. Continuará.

Podéis escribirnos a contacto@laescombrera.com con cualquier cosa que se os ocurra. También tenemos canal VIMEO, una estupenda WEB y un BLOG que tratamos de actualizar de vez en cuando.



29.1.14

Junichirō Tanizaki



Quiero compartir el final de un ensayo de Tanizaki que se llama El Elogio de la Sombra (1933). Un texto muy hermoso, imprescindible para cualquiera que desee tener un conocimiento amplio sobre la estética y sus más profundas implicaciones en la vida cotidiana de los seres humanos. He aprendido que antiguamente para las mujeres japonesas lo máximo era el ohaguro, es decir teñirse los dientes de negro. Una anécdota con gancho para los occidentales, obsesionados con la blancura en general. Luz, eternidad y belleza rara vez han sido separadas. Encontré este ensayo en casa, no sabía cómo había llegado hasta ahí pero me llamó la atención. Recientemente me han contado que fue un regalo de una directora de arte a una directora de cine (claro...). Se trata de la edición de Siruela, que es una traducción del francés de Julia Escobar. Este final y un breve párrafo previo, son los únicos momentos que Tanizaki dedica a la escritura en particular.


A decir verdad, he escrito esto porque quería plantear la cuestión de saber si existiría alguna vía, por ejemplo, en la literatura o en las artes, con la que se pudieran compensar los desperfectos [de los efectos estéticos de la influencia occidental en Japón]. En lo que a mí respecta, me gustaría resucitar, al menos en el ámbito de la literatura, ese universo de sombras que estamos disipando. Me gustaría ampliar el alero de ese edificio llamado "literatura", oscurecer sus paredes, hundir en la sombra lo que resulta demasiado visible y despojar su interior de cualquier adorno superfluo. No pretendo que haya que hacer lo mismo en todas las casas. Pero no estaría mal, creo yo, que quedase aunque solo fuese una de ese tipo. Y para ver cual puede ser el resultado, voy a apagar mi lampara eléctrica. 







9.12.13

Apuntes sobre QPD







Comencé con el blog de Querido Padre Dios porque pensé que sería bueno contraer una pequeña obligación literaria semanal. Algo gimnástico, por así decirlo. Por otro lado, me parecía divertido experimentar con una narrativa hasta cierto punto improvisada, que va evolucionando también en función del feed back de los que leen: los que me lo cuentan y lo que veo en las estadísticas. Es muy entretenido.


Elementos autobiográficos. La primera carta sucedió. Bueno, con matices. Escribí una carta que fue muy aclamada por mi profesora de religión, me hizo leerla en público durante una misa, el pudor me hizo cambiar algunos elementos en directo y esto provocó el disgusto de la hermana Adela. Con qué derecho yo... En fin. Experimenté a la vez el gozo de subir al atril para que todos escuchasen lo que yo y nadie más que yo tenía que decir, y el repentino terror ante sus miradas escrutadoras, pavor al juicio de los otros. Tenía ocho años. No recuerdo qué decía esa carta. Sí que el encabezado era Querido Padre Dios y que terminaba firmando Muchos besos, Almudena (esos muchos se transformaron en solo Besos, y cosa muy curiosa, no dije mi nombre... en directo la despedida resultó fría y casi grosera).


Recuerdo la sensación de saber que había escrito una buena carta a Dios. Pero al revés que la niña de QPD, para mí Dios no era ningún personaje particularmente amigable, sino un ente que mediaba entre el mundo de los adultos y el nuestro. Al señor barbudo se le veían las costuras. No recuerdo quererle en particular, no recuerdo pensar en él de una forma diferente a la que pensaba en cualquiera de los personajes que salían en los libros de texto, Albert Einstein o Lope de Vega. Todos asociados al mundo de los adultos, todos tratados por tanto con cierta profilaxis por mi parte. De niña, yo era una hipócrita muy hábil. Sólo varios años después tuve un interés en el personaje de Jesucristo, Padre Dios nunca fue para mí lo que es para A., quien por otra parte es de todo menos hipócrita.


Creo que de lo que va QPD en realidad es de la escritura misma, pero esto lo he descubierto después de varios meses de proyecto. Creo que esta niña invoca a Dios porque es el lector más generoso, eso es lo que ella se ha inventado. Realmente la religión se la trae al pairo, pero tiene una necesidad muy primaria de analizar lo que le sucede, y ha descubierto este instrumento fenomenal: la escritura. La escritura que en este caso permite interpretar el mundo, que es un ligero consuelo ante la zozobra que producen ciertas situaciones. La escritura, que en el caso de A. y como apuntaba hace poco una amiga y lectora, permite una interpretación moral del mundo (en función de lo que está bien y lo que está mal, por eso tal vez esta vocación surge en una clase de religión y no en la de lengua y literatura...). Y me gusta que esa necesidad surja espontáneamente en una niña cualquiera, que tiene el interior agitado y que  sólo cuando escribe experimenta el placer de ser honesta.



(Link al blog de QPD haciendo click aquí).



8.12.13

Pequeña prensa amiga



Dejo dos links a dos entrevistas muy distintas que me ha hecho gente cercana y querida.

Desde España, la periodista Mamen Hernández, que acaba de emprender una aventura (pequeña, independiente) para apoyar al mundo de la cultura que llaman emergente, en fin, los que empezamos, los que vamos tanteando y aprendiendo. Se llama Baldosas Rojas. Me gustó hablar sobre todo de cierto cariño por la profesión de guionista.

-> Entrevista.

Desde Venezuela, hace ya algo más de tiempo, fui invitada por las chicas de Oh! Nena a participar en un retrato colectivo llamado El Vestier, donde distintos amigos muestran cómo y dónde se visten y por qué.

-> El Vestier.

En El Retrato de Dorian Gray un personaje decía: 

Para mí, la belleza es la maravilla de las maravillas. Únicamente las personas limitadas no juzgan por las apariencias.

Y bueno... Bueno.


1.10.13

'Tu Cubata Detonante' Completo Online


He aquí el cortometraje completo. De momento nos ha dado varias alegrías. Entre ellas, lo bien que nos lo pasamos en el estreno el jueves pasado y además, que forma parte de los cortometrajes a concurso en la segunda edición del Spanisches Filmest en Berlín. To be continued.






Distribuye el cortometraje La Escombrera.


22.9.13

La trascendencia insignificante en el hecho de imaginar







Quedan pocos capítulos para llegar al final de Los Cuadernos de Valda. Yo ya sé cuál es ese final y cómo estructurarlo, describirlo, embellecerlo... con toda precisión. Pero ejecutarlo con palabras no es una tarea ni fácil ni corta. Andalucía tiene un papel importante en la historia, que se desarrolla entre varios lugares muy distintos: La Habana, Madrid, Barcelona... Andalucía. Tenía ganas de hablar de los viajes, de la sensación de estar en movimiento y de lo jodido que resulta darte cuenta de que cuando mejor estás es cuando no estás en ningún sitio. Por alguna razón, al bajar a Andalucía escogí la provincia de Cádiz, concretamente el pueblo de Barbate. He estado allí un par de veces y me gusta mucho. Pero este verano, caminando una tarde por la Ría del Piedras, en el pueblo onubense de El Rompido (antaño de pescadores, hoy de pescadores, pijos y jubilados del norte) me di cuenta de que era una elección equivocada.


Hace 23 años que mi familia pasa los veranos en Andalucía, pero no en Cádiz, sino en Huelva. Yo nunca me he sentido muy a gusto dando lecciones de escritura y me cuesta hacer grandes afirmaciones. No soy ninguna estudiosa, solo alguien que se divierte haciéndolo y haciéndolo todos los días de su vida. Así voy descubriendo cosas. He aquí una afirmación: es bueno escribir acerca de lo que se conoce más a fondo. ¿Qué hacía yo escribiendo sobre Barbate? ¿Qué podría decir de Barbate, en relación a lo que podría decir de El Rompido, donde además está anclada, a saco, a muerte, una memoria muy importante de mi infancia? Paseando por La Ría me di cuenta de una cosa: yo estaba escribiendo Barbate esto, Barbate lo otro, pero el lugar del cual estaba hablando sin ser del todo consciente era El Rompido. Paseaba y pensaba y hablaba: Ese restaurante de allí, uno como ese, así es el restaurante de Carmen... Ese es el balcón de Leni... Mira cómo la hija mayor del capitán partió la casa en dos mitades... Aquí se sienta a fumar porros Usamah y un viejo golfista engominado está pensando en insultos racistas... ¿No es este un gran lugar para seducir...? Al final de ese muelle está sentado Curro, cosiendo unas velas para un barco, descalzo.


Se estaba poniendo el sol y yo iba imaginándome a todos los personajes caminando por ahí, extraño cruce de realidad y ficción. Este sí es un tema que me interesa especialmente: la relación, mucho más compleja de lo que pudiera parecer, entre lo que existe y lo que se imagina. De un tiempo a esta parte me he vuelto muy recelosa a la hora de hablar de la mística de la escritura, no porque crea que no hay misterio alguno en la creación (para eso soy más bien agnóstica, más bien... Continuará), quizá precisamente por respeto a ese misterio o por el miedo a perderlo. Son retóricas que están muy manoseadas, así que también es un poco por llevar la contraria.


Barbate tiene un río que desemboca en el mar. ¡Por eso escogí Barbate! Pensaba que necesitaba un río por algo que tenía que ver con la trama, pero en realidad estaba escribiendo sobre El Rompido sin escribir acerca de El Rompido. Tal vez me dio miedo hablar de 'lo mío'. Normalmente, inconscientemente, queremos vernos sublimados y no como en realidad somos, mientras que para la escritura (aquí va otra afirmación, un poco a tientas) es mejor si no te acobardas y si estás dispuesto a pensarlo todo. Quizás lo más terrible que uno puede ver en sí mismo es lo anodino que puede llegar a ser. Lo insustancial, lo irrelevante, lo feo de la propia existencia. Entonces por eso te apartas de 'lo tuyo' y te pones a escribir de algo que no comporte tantos riesgos. Pero regresar a algo verdadero de uno, aunque doloroso, también puede ser muy satisfactorio. De modo que aquí vamos, de nuevo. Empiezo a reescribir (writing is rewriting, se ha dicho muchas veces) y me lo llevo todo a Huelva. Y aquí queda la última afirmación: el resultado es mucho mejor.



30.8.13

La Rentrée Mística



Querido Padre Dios es un proyecto que lanzo hoy, concebido para la blogosfera. Es una colección de cartas que responden a una serie de ejercicios planteados en una supuesta pastoral de un colegio. El objetivo es comunicarse con las alturas pero los frutos son reflexiones muy terrenales. Unas cartas problemáticas para la niña que las escribe. Progresivamente más y más problemáticas, a medida que se va metiendo en jardines más silvestres.

Este es mi nuevo blog de ficción y humor. Hoy las dos primeras cartas, porque es ficción epistolar (algo que me gusta bastante en general). ¿DE QUÉ VA? Misticismo infantil. Sociología. Reventar la gramática porque el mundo es desordenado y consecuentemente, problemas con el orden. Con la gramática, con el colegio y con el mundo. Ni una tilde, por ahora. El próximo viernes, más. El próximo viernes un niño enseña la cola en los baños: Revolución.













15.7.13

Cerrado en vacaciones



De Retronaut
Archivo fotográfico apto para quienes gozan
con la belleza de lo retro, macabro y raro.



Aquí se puede leer la última entrega de las Nuevas Confidencias de Artistas, la tercera ya, que escribí para el magazine Jarana y Poligamia. Con la cupletista Julia de Castro como musa, protagonista y reina sin trono. Crónica de una noche junto a su banda, De la Puríssima. Artistas que inspiran mucho.

Aquí se pueden ver los teasers en Vimeo de 'Tu Cubata Detonante'. El corto está terminado, ha pasado a formar parte del catálogo de Playtime Audiovisuales y nos vamos a tomar estos meses de verano para preparar las primeras proyecciones en Madrid y Barcelona. También lo difundiremos libremente a través de una licencia Creative Commons.

Hasta septiembre... Entre tanto, me voy a dedicar a ver algunas de las series que me faltan. 'The Wire' (imperdonable, Io sé...), lo último de 'Juego de Tronos' (violenta, guarrilla, nunca olvides que el ingenio te puede salvar la vida), 'Utopía', 'Treme'. Voy a por estas cuatro. Voy a leer a Gillian Flynn y a Trevanian. ¡Jonathan Hemlock me convoca!  No sé si me gustará o no. La de Gillian Flynn me gustará porque me atrae la cabeza retorcida de Gillian Flynn.

¡No voy a dejar de trabajar del todo! Voy a seguir con lo que más me entusiasma en estos momentos: la novela (¿negra...? en cualquier caso hay un misterio que debe ser resuelto) que estoy cocinando. Bien morbosa, bien entretenida. Alimento de bajos instintos. Desearía que quien la lea no pueda soltarla hasta que se termine. Entretener me parece un noble propósito. Estoy enganchada a 'Juego de Tronos'. Pues eso. Muy terrenal todo.